En este momento estás viendo Exposición fotográfica| Míranos, estamos aquí

Exposición fotográfica| Míranos, estamos aquí

Míranos, estamos aquí es una exposición fotográfica del Museo Nacional de Colombia con piezas del fotógrafo venezolano Antonio José Briceño, que durante el mes de octubre estará en la Sala Coro, de exposiciones temporales en las instalaciones del Santuario San Pedro Claver.

Esta exhibición de retratos no solo refleja a las personas que hacen parte de los diversos grupos indígenas en Colombia, sino que por medio de sus objetos, vestimenta, rostros y gestos, recrea su cotidianidad, ritos y costumbres. Entre las comunidades retratadas se encuentran Arhuacos, Huitoto, Inga, Embera, Nasa, Nukak, Muiscas y Wayuu, entre otras.

La muestra a través de la fotografía reúne a 10 familias indígenas que habitan el territorio colombiano, conoce a sus líderes, sanadores, sabedores, chamanes, médicos tradicionales, palabreros y familias que vienen de distintas etnias.

Esta exposición quiere visibilizar a los pueblos indígenas de Colombia como importantes actores sociales de la Nación, quienes en su interacción histórica y cotidiana con otros actores sociales y a través de su presencia en diversos escenarios de la geografía nacional, incluyendo centros urbanos y zonas rurales del país, se han involucrado de manera activa en diversos procesos locales, regionales y nacionales sin detrimento de su especificidad cultural.

La presentación de estas piezas redunda en la necesidad de generar una reflexión de país en que la multiculturalidad se entiende como el común denominador de lo colombiano.

En esa dirección, la exposición pretende visibilizar a los integrantes de los pueblos indígenas de Colombia como portadores de formas diversas de saber y memoria, y reafirmar su condición de ciudadanos de la nación colombiana a partir del reconocimiento de su cultura.

Briceño, en sus retratos busca captar la expresión de los ojos, pues él considera que la comunicación entre los seres humanos se da a través de la mirada, asegura que hay muchas cosas que las palabras no pueden interpretar, en su exposición hay tres tipos de retrato: un retrato familiar, de una familia con las generaciones más recientes, que serán las que continúen trabajando por la pervivencia de su comunidad; un retrato de un líder, quien represente la unidad del pueblo y un retrato de un sabedor o médico tradicional, como representantes del conocimiento ancestral y del vínculo con la naturaleza.

A través de estas obras se ilustra cómo las etnias colombianas hacen presencia en diferentes espacios del territorio nacional y se recuerda que su proceso histórico de reconocimiento y representación, continúa bajo un marco de protección de derechos, de conformidad con el mandato constitucional de respeto y reconocimiento de la diversidad étnica y cultural colombiana.